¡¡¡El amor, inspiraciòn del mundo!!!

Bienvenidos romànticos a mi rinconcito de poemas.

Páginas vistas en total

Mirador del Oso, Edo. Bolìvar, Venezuela

Mirador del Oso, Edo. Bolìvar, Venezuela
¡Tocar la energía a través de la piedra! Paisaje del Mirador del Oso, Parque Nacional Canaima, Edo. Bolívar, Venezuela

Entradas populares

viernes, 4 de mayo de 2018

El Gesto de tus Ojos.


Con el profundo marrón del otoño
amor entero, amor completo, amor sufrido,
amor oculto, amor todo, amor pasado...
amor llorado por tus labios encarnados
por ese gesto de tus ojos, tu sublime boca,
pensamos tanto en la sincronía de laberintos
brazos como ramas, no se alcanzaron.

Amor herido de tristezas muertas
mis rezos para que no mueras
súbeme al cielo clamaste
cuando íbamos a aterrizar las estrellas
dame un collar de besos en solitarias nubes
quiéreme con pasión húmeda
hasta que las aguas calmen.

Vigila mi sueño cual celador de faro
tus ojos glaucos en amoroso gesto
vaciando su amor sobre mi piel sedienta
entre vientos de amanecer oculto
olores marinos invaden el nido
el nuevo día se alza tajante
mueren las sombras..., el amor fenece.

Rocío Chalco Vargas
Agosto 31, 2015

martes, 20 de junio de 2017

Para Venezuela en honor a nuestros guerreros, los nuevos Libertadores.

Herida, no derrotada. RCHV

Tengo el olor de tus costas impregnado cual rumor de perfume en tibia primavera, tus olores por siempre latente en mis sienes.
Ventilo ese amor por ti en el mástil de mis afectos,
donde flamea tu tricolor patrio como serpentinas al viento.  
Te llevo como estampa adosada a mi pecho, 
entre aires de patria herida, con tus fuegos que me hablan, 
troncos en ceniza y cauchos calcinados.
Cada día despierto con ese fulgor en el pecho,
con eso que me punza dentro,
con esa esperanza cierta,
que hoy serà el día,
y que no habràn màs cadenas opresoras.
Sueño como los caídos,
con nuestra gran promesa silenciosa, 
arrancarte de garras infernales, mi fin solo es salvarte,
que vuelvas a ser nuestra madre.
No hice juramento alguno para defenderte ni quererte, solo me obligo a seguir luchando, 
en enfrentarme a quien sea, 
aunque me hieran o desgarren el alma..., 
porque te sigo amando mi adorada  Venezuela.

domingo, 5 de mayo de 2013

VESTIDA DE TUL NEGRO®






Brillar contigo, no es coincidencia
es el destino, ya lo sabía
librarme de ti no podía,
cruzarnos en este estrecho camino
destellos salen de mis dedos…
un intruso oscuro viene nefasto,
ábreme la puerta de tu castillo,
un grito de princesa atrapada,
no entiendo a ésas mariposas…
ni la magia de multicolor polvillo,
ya no sientes, estás vaciado
del negro pintado en tus entrañas,
un gris doloroso te ciega…
no hay hambre de amar,
está bajo la losa de acero
un rey atrapado… necesitas una estrella
intentar la alegría,
así no baña la melancolía,
no quiero este manto negro,
vístete de insolencia…
baila conmigo rey encantado,
cruje el negro tul entre nuestros oídos,
hay un camino de hojas mustias,
a lo lejos oigo una música…
ponme a orillas de la luna,
no quiero amanecer a oscuras,
ilumíname con tus luces,
no más besos fugaces,
tu mano bálsamo sobre mi cuello
labios cálidos como un sello.

Rocío Chalco Vargas
Maracaibo, Venezuela

lunes, 14 de mayo de 2012

MIS TEPUYES®

Dormidos estaban ahí solitarios,
fríos entre niebla esperando mis ojos
y amanecí con la celosía del indio
acostado en custodia de la tibia ciudad
hecha para honrar a Elena, hija de su fundador.

Tuve que enamorarlos a cada uno…
Ilú, Tremen, Karuaní, Guadaca Piapo, Yuruani,
Kukenan, Roraima…  cada uno con su propia belleza
ahí lejanos… cubiertos de pompas de nubes
protegiendo egoístas sus misterios e historias.

Los observé en límpido día…, majestuosos
desde el imponente Mirador del Oso
en una atractiva panorámica gigantesca
esa amplitud maravillaron mis ojos
sintió mi piel la fuerza de esa oculta energía.

Tus aires puros penetraron sutil mis pulmones
llenaste de especial vida con tu aire mis poros
estrellas a mi vientre, limpieza del aura
purificando mis pensamientos y con ello…
deseché los egoísmos, lo humano tomó su sentido.

Las aguas a tus terrenos arrasan cada mañana
luciendo cristalinos caminos sinuosos…
azules mariposas revoloteando libres,
felices indican caminos vírgenes, deseo de explorar
entre tus paredes rocosas… tan simple, ahí vive silenciosa belleza.

Rocío Chalco Vargas
Santa Elena de Uairén
Marzo 2011

viernes, 9 de marzo de 2012

TE DEJAS AMAR®

Me regocijo porque dejas amarte,
despiertas mis días al iniciar mis sueños,
realidad esmeralda tus ojos…
no es más una quimera tu anatomía,
mis versos sin monotonía,
los tuyos en sintonía…
Mis besos te alcanzan,
tus brazos me prodigan,
tu boca en mi rosa…
cerca el latido de tu pecho,
ponme al borde de la luna,
sentir los gritos de la agonía…
Reviviendo al palpitar de las sienes,
serás mi ventura inolvidable,
mi abonada orilla fértil,
mis flores de cada mañana…
guardame como a corazonada,
en mi tus soñados besos,
perdición tus manos…
voy a un altar sagrado,
paisajes los caminos de tu cuerpo.

Rocío Chalco Vargas
Maracaibo, Venezuela
Enero 2012

miércoles, 8 de febrero de 2012

ERAS SÓLO UN SUEÑO®



Entre el olor de los pinos,
recóndito en mis pensamientos,
ahì nadie podrìa dañarte,
lejano como a la mar soñarte,
bien acunado a mi pecho llevarte,
sin que las nubes nos vean oscuros,
empeño de lluvia en lavar los sentidos,
suave brisa…, el olor del ocèano al garete,
me abrazarìan tibios tus besos,
sobre las mejillas el frìo invierno,
todo ese mar para no verte,
los frìos calaron mis huesos,
en vela mis ojos durmieron,
las ilusiones al tiempo marchitaron,
sin  brillo de alegres conversaciones,
ni palabras acarician los corazones,
sólo secos canales de flores,
gusto amargo del abandono,
el desdén practicado con arte,
fenece un viejo  juramento.

Rocío Chalco Vargas
Maracaibo, Venezuela

domingo, 23 de octubre de 2011

COMO UNA ESTRELLA®

Dos almas conversando
como estrellas del infinito
sus luces brillo permanente
ni la distancia ni el viento
apagaron fuego del alma
ni mis labios olvidaron tus dedos
que ciegos buscaban ávidos 
ni tus labios recordaban indiferencia
tampoco frío gélido
besos no muertos, sólo dormidos
cuando tocaron los míos cansados
cual dulce preciso en la boca,
con tus ojos amándome,
mis labios tibios sin frío
los tuyos no conocen cansancio,
los nuestros con ecos repetidos,
susurrando hasta perder los sentidos,
caminar un sendero sin vacío,
sólo buscando tus besos apasionados
en melodía a este corazón agitado,
oyendo atenta las campanadas,
dejar abras así todas mis puertas,
a través del cristal ver el azul del cielo,
tu suave respiro sobre mi cuerpo
vaciando tu amor con flores del tiempo.


Rocìo Chalco Varga
Maracaibo, Venezuela